• info@financieramalaga.es
  • 650 110 181 — 951 381250

Leasing & Renting en Málaga

El leasing

Sólo se puede utilizar el “leasing” para adquirir bienes afectos a actividades económicas. Es decir, a nombre de empresas o profesionales autónomos. Es una fórmula basada en el “arrendamiento financiero”, que viene a ser un alquiler con opción de compra al finalizar la duración del contrato, normalmente entre 24 y 72 meses. Finalizado este período, el titular tiene la opción de adquirir el vehículo en propiedad pagando el valor residual estipulado en el contrato, prorrogar el contrato con nuevas cuotas mensuales o cambiar el vehículo mediante nuevo contrato.

El leasing sólo se puede ofrecer a empresas o autónomos.

Las empresas y los autónomos pueden financiar el 100% del coche, sin pagar entrada, pero la principal ventaja del "leasing" es su tratamiento fiscal favorable en el Impuesto de Sociedades o IRPF.

 

El renting

El "renting" se aplica mayoritariamente a vehículos y otro tipo de bienes de gran valor, como el renting de fotocopiadoras o maquinaria industrial. Es un alquiler a largo plazo, normalmente de entre uno y cinco años, con cuotas mensuales que incluyen no sólo de la utilización del bien, sino además todos los gastos relacionados. En caso de coches: impuestos de matriculación y circulación, el seguro a todo riesgo, el servicio de mantenimiento integral, las reparaciones, cambios de neumáticos, asistencia en viaje…

Tanto empresas como particulares pueden ser titulares de un contrato de “renting”.

A diferencia del “leasing”, no existe la opción de compra al final del contrato por lo que el titular puede disfrutar del vehículo, pero nunca llega a ser propietario del mismo. Al final del período estipulado, hay que devolver el bien o renovar el contrato con un producto nuevo. Es una fórmula pensada para aquellas personas y empresas que quieren disfrutar por ejemplo de automóviles siempre nuevos sin preocuparse de reparaciones, impuestos y seguros.